oct 05

En esta ecuación revolucionaria cada uno de estos elementos permiten día a día llevar al máximo exponente los ideales de renovación, ingenio, colectividad, hiperconexión y de una imparable ascendencia de un nuevo nivel de expresión de pensamiento humano.

Gracias a los blogs, pensamientos individuales  son compartidos a nivel global llegando a cualquier individuo permitiendo a través de una ida y vuelta apoyar, desaprobar, igualar o mejorar una idea.

Las herramientas 2.0 nos llevan a un plano de interacción viviendo la red de manera activa y no pasiva convirtiendo un adjetivo en verbo.

Por último la filosofía libre que permite desarrollos colectivos, participativos e integradores de millones de personas que sin estar en dependencia de nadie generan productos de máxima excelencia y productividad.

Disfrutemos, esta vez en primera persona, de una verdadera revolución.

escrito por Maximiliano Martínez Dufour


Deja un comentario