abr 10

Corría la década de los noventa cuando, estudiante de las vanguardistas carreras de informática, me disponía a bootear una pc de la Universidad Nacional con un hermoso diskette 5 ¼ doble densidad…El proceso no se completaba y diversos caracteres se paseaban por toda la pantalla. Alumnos y profesores observaban mi monitor de fósforo ámbar sin saber que pasaba. Era mi primer infección con virus, “ Michelangelo”! (Encontré sitios como éste en la red que coleccionan enjaulados a estos viejos demonios)

.

Iba a comenzar una nueva manera de trabajar, siempre pendientes a que tuvieramos antivirus y actualizado (cabe aclarar que aún ni se hablaba de uso masivo de internet) Algunos pioneros accedíamos a las BBS o FIDONET con interfaces temerarias.

.

De ahí en más comenzo una “carrera viral” y aparecen marcas como McAfee, F-Prot, CPAV, MSAV, Turbo AV, Norton AV, PC Cillin, entre las más populares. Muchas hoy presentes en el mercado con renovados productos acordes a las necesidades actuales.Un amplio abanico de posibilidades, el temor a la pérdida de información, estar mejor actualizado y protegido llevan a la búsqueda del “Mejor Antivirus”.

.

Hay montones de sitios que se dedican a la búsqueda de esta quimera. Se escogen paquetes de virus y se realizan pruebas con distintos productos y se analiza quien obtiene mejores resultados.

.

Mi opinión personal al respecto es que el mejor antivirus para cada uno es el que más se adapte a su modalidad de trabajo, recursos del sistema y disponibilidad económica para la compra de un producto. Pero teniendo en cuenta que casi todos los virus informáticos atacan sistemas basados en Windows la solución tangible hoy pasa por las opciones del Software Libre como las distribuciones Linux.

.

escrito por Maximiliano Martínez Dufour